Urban Lifestyle

Metro urbano en Italia: movilidad y protección de la antigüedad

La construcción de una línea de metro subterránea se trata siempre de una tarea tecnológicamente compleja, pero excavar en ciudades antiguas como Roma comporta una dificultad adicional, debido al valioso tesoro arqueológico oculto bajo tierra. Las ciudades italianas acumulan mucha experiencia con este problema. El especialista Omar Riva conoce los desafíos que los restos culturales plantean a los planes y programas de construcción. Analiza algunas de las soluciones inteligentes desarrolladas por empresas que protegen los objetos históricos al tiempo que aseguran que las ciudades modernas cuenten con los medios necesarios para la movilidad moderna.
Urban Lifestyle
An urban lifestyle for the future -  By first recognizing the impact of our city lifestyles, we can pave the path for sustainable economic development and a brighter, greener future.
191 vistas

Creado el 18.02.2020

 

El pasado siempre nos acompaña

Otrora capital del Imperio romano y en la actualidad capital moderna de Italia, Roma es famosa por su genial amalgama de antigüedad y estilo moderno. Con ruinas antiguas ocultas bajo el suelo casi en cualquier lugar donde se excava, la ciudad plantea desafíos específicos a los constructores modernos.

A pesar de las dificultades que conlleva la excavación, la ciudad ha estado mejorando su sistema de transporte público, y ahora está incorporando dos nuevas estaciones de metro cerca del Coliseo. Omar Riva ha estado muy involucrado en este proyecto. Es ingeniero técnico en thyssenkrupp Elevator y actualmente trabaja como Head of Field en las operaciones italianas de la empresa. Con muchos años de experiencia, es experto en ayudar a desarrollar soluciones para satisfacer las necesidades de movilidad de la ciudad moderna, respetando el legado de la antigüedad.

Omar Riva

Desenterrando la historia de manera fortuita

Las nuevas estaciones de metro en Roma se llaman Amba Aradam/Ipponio y Fori Imperiali, adyacentes al emblemático Coliseo. Ambas estaciones cuentan con soluciones de movilidad a cargo de thyssenkrupp Elevator. La empresa también había instalado 53 ascensores y 88 escaleras mecánicas en las 30 estaciones de la primera fase de la línea C sin conductor de 25 km.

Pero la propuesta original de Thyssenkrupp Elevator para las nuevas estaciones tuvo que modificarse cuando salieron a la luz los cuarteles imperiales del siglo II. Tan importante fue este descubrimiento que el plan original se cambió de forma considerable. La estación Amba Aradam se convertirá ahora en una suerte de exhibición de estructuras antiguas integradas en un proyecto de infraestructura moderna.

Una sección de la estación se transformará en un museo con hallazgos de valor histórico, como el «Domus del centurión», a fin de crear un «museo-metro» subterráneo y único en el corazón del antiguo Imperio y con el servicio de la movilidad más vanguardista.

Nueva estación de metro en Roma: belleza clásica, movilidad moderna

«Lógicamente, tuvimos que adaptarnos a la arqueología. Esto implicó demoras y supuso presión que cada diseñador reinventase su parte del rompecabezas. Así que, simplemente, nos adaptamos a la nueva realidad: nuestra planificación e, incluso, nuestros productos. Modificamos el tamaño, la configuración, la cantidad... porque, en última instancia, debemos ofrecer una solución que se adapte bien».
Omar Riva, Head of Field, thyssenkrupp Elevator Italia

Gestionando el cambio bajo tierra

El desarrollo de la red de metro de Roma comenzó en 2009 y cuenta con 85 escaleras mecánicas y 53 ascensores de thyssenkrupp Elevator. Las nuevas estaciones, que se inaugurarán en 2023, elevarán estas cifras a 115 escaleras mecánicas y 67 ascensores. En conjunto, transportarán a más de 24 000 pasajeros por hora, equivalentes a 432 000 al día. 

Excavar en ciudades como Roma siempre significa lidiar con numerosas paradas y cambios porque se atraviesan más de 3000 años de historia. Su terreno accidentado también significa que la profundidad de excavación varía enormemente; en el caso de la línea C, de 10 a 70 metros bajo la superficie. Cuando se producen descubrimientos inesperados, corresponde a todos los involucrados en el proyecto avanzar de forma rápida y ágil para encontrar una nueva solución inteligente.

Rome Colosseum Metro Station Mockup

¿Qué se siente al descubrir el pasado?

El descubrimiento de Roma afectó los planes, pero también a las personas involucradas a nivel emocional. Omar Riva estaba acostumbrado a su habitual responsabilidad sobre la movilidad de los usuarios. Al trabajar en Italia, también estaba familiarizado con su responsabilidad con la historia. Pero las nuevas estaciones le afectaron mucho más de lo habitual.

«Cuando se tomó la decisión de convertir la estación Amba Aradam en un museo, lógicamente significaba que debíamos cambiar el número de escaleras mecánicas y ascensores, pero también que nuestra marca en los ascensores sería mucho más importante, ya que usuarios de toda Italia y del mundo visitarían esta estación». Los usuarios habituales visitarán esta estación, junto con innumerables turistas ansiosos por ver los descubrimientos y admirar su presentación en el nuevo museo subterráneo.

Roman Colosseum Ruins
Rome C Line

Ruinas romanas desenterradas por una nueva excavación del metro.

«Somos capaces de garantizar intervenciones que permiten ahorrar tiempo solucionando las averías en 15 minutos tras llegar al punto de mantenimiento, lo que se traduce en más del 98 % de eficiencia del sistema... proporcionamos asistencia ininterrumpida, a fin de que los equipos de movilidad funcionen siempre a la perfección».
Omar Riva, Head of Field, thyssenkrupp Elevator Italia

Incluso el mantenimiento se ve afectado por la antigüedad

Además de sus obras de instalación en Roma, thyssenkrupp Elevator es el proveedor líder de servicios de mantenimiento de transporte público en Italia, incluidas estaciones de metro en Roma y estaciones de ferrocarril en Milán, Turín, Génova y Bolonia.

En Nápoles, thyssenkrupp Elevator cuenta con un contrato de mantenimiento especial que abarca 83 ascensores y 150 escaleras mecánicas en más de 23 estaciones de metro. La empresa también ostenta responsabilidades similares para 237 ascensores y 115 escaleras mecánicas en 60 estaciones de metro en Milán. Tan solo en estas dos ciudades, la empresa contribuye a garantizar un tránsito continuo para 1,2 millones de usuarios todos los días.

La antigüedad también plantea un desafío para el mantenimiento. Como dice Omar Riva, «El mantenimiento de ascensores y escaleras mecánicas en estas estaciones de metro es más difícil que su instalación inicial». Es difícil crear espacio de almacenamiento para piezas de repuesto en un suelo con tanta riqueza histórica. Pero la solución es sencilla: las herramientas de mantenimiento predictivo, como MAX, evitan que se produzcan fallos, mientras que los nuevos almacenes «inteligentes» ayudan a los técnicos a realizar el mantenimiento justo a tiempo. En cualquier caso, la movilidad se desarrolla sin interrupciones.

 
Rome Colosseum Ruins

Este breve vídeo ofrece una buena descripción de los desafíos y la oportunidades que supone la nueva obra del metro de Roma.

Una larga tradición de innovación en movilidad

Thyssenkrupp Elevator hace uso de su fértil historia de innovación en ingeniería y adaptabilidad para brindar su apoyo a ciudades de todo el mundo con soluciones de movilidad modernas. En el particular caso de la línea C de Roma, el ingenio y la sensibilidad de la empresa al vincular a los trabajadores con el transporte público fue reconocido con el prestigioso premio al Proyecto del Año de Elevator World en 2016.

«La ampliación de la línea C de Roma es una obra emocionante, sobre todo porque la estación Amba Aradam/Ipponio es muy espectacular. El metro traslada a miles de turistas y ciudadanos al corazón de la antigua Roma todos los días, por lo que las estaciones no solo deben ser atractivas sino también altamente funcionales, cómodas y seguras».
Peter Walker, CEO, thyssenkrupp Elevator